cabecera_aimc cabecera_aimc

Trabajo de Campo / Supervisión

Recogida de información

La información de la parte multimedia del EGM se recoge mediante entrevista personal, "face to face", en el hogar del entrevistado mediante técnica CAPI (Computer Assisted Personal Interviewing), es decir, mediante la implementación de la entrevista en un ordenador, en este caso, tipo tablet.

El trabajo de campo está encomendado a tres institutos: TNS Market Research, Random y Synovate.

Para la parte de entrevistas telefónicas (CATI) de las ampliaciones monomedia de radio, diarios y televisión, el trabajo de campo lo realiza el instituto IMOP Encuestas.

Y de la ampliación monomedia para revistas (entrevistas personales – CAPI) se encarga un quinto instituto: Ipsos.

Las entrevistas son realizadas por un equipo de entrevistadores especialmente entrenados para la realización del EGM, mediante cuestionario estructurado y cerrado casi en su totalidad, con codificación posterior en gabinete.

En las entrevistas personales (parte multimedia y ampliación monomedia para revistas), para medios impresos, se muestra en pantalla al entrevistado la reproducción a escala del logotipo como ayuda al recuerdo. También se utiliza la presentación de imágenes en otros apartados del cuestionario como televisión, medio exterior…

Todas las ampliaciones muestrales telefónicas tienen una parte de sus entrevistas realizadas a “hogares exclusivamente móviles”, es decir que disponen de algún teléfono móvil, pero no disponen de teléfono fijo. El resto de las entrevistas se realiza por medio de llamadas a los teléfonos fijos de hogares.

 

Inspección

Las entrevistas son supervisadas por el Instituto encargado de la realización del trabajo de campo, pero además, un 10% es supervisado directamente por AIMC, con un equipo de inspección propio con objeto de comprobar la correcta aplicación de los mecanismos de aleatoriedad en el seguimiento de rutas y en la selección de las unidades últimas de muestreo, así como la verificación de la información recogida.

La supervisión de la parte “face to face” incluye el desplazamiento de los supervisores hasta el domicilio del entrevistado para comprobar la veracidad de los datos del entrevistado y sus respuestas.

Las entrevistas telefónicas son supervisadas directamente durante la realización de las mismas por medio de la escucha en directo de la conversación de entrevistado y entrevistador.

Por último, a requerimiento de uno o varios asociados, los cuestionarios son ocasionalmente sometidos a una nueva comprobación, posterior a la tabulación de resultados, por parte del (los) asociado (s) que así lo requieran. Este proceso supone un permanente control de calidad sobre cualquiera de las fases de elaboración del EGM.